AMANECERES
 
CON LA VIDA EN EL MEDIO
 

Cuando uno va cumpliendo los años del destino

el espejo es futuro y la nostalgia un sueño

nos damos cuanta entonces

que el viento es remolino

y que valió la pena transitar los umbrales.

 

No importa cuanta lágrima, ni dolor escondido

no importa tanto amor despilfarrado y vano

no importa que en la mesa

ya no seamos los mismos

ni importa aquella lluvia que oscura innecesaria

te amputara la vida con la vida en el medio.

 

Por eso te saludo Jesús de los milagros

y te abrazo en la cruz, en la vida y el verso

como una procesión, un desfile de sangre

se entremezcla con hijos y nietos sin altares.

 

Jesús, tan solo quise imaginarte padre

Jesús de los hacheros, de ríos y de esteros

cazador del rocío en veranos de fuego

y Jesucristo en vivo, y Jesucristo en vivo.

 

Jesús quien te saluda en estrofas de cielo

es simplemente un hombre con un nombre argentino

cazador del rocío en veranos de fuego

y Jesucristo en vivo, y Jesucristo en vivo.

 

El vino de los pobres

y Jesucristo en vivo del vino de los pobres

de los pobres.

 

***

(A la memoria de Jesús Ledesma)

 

*******

Letra: Argentino Valenzuela - Música: Osvaldo Valenzuela.

 
© 2004 - www.ENSALTA.com - 2019 ®