AMANECERES
 
CON TODO EL SOL
 

La busqué en las canciones del mediodía

y en las siestas ardidas del litoral

viejas sendas sin huellas y sin regresos

con cencerros de luna y soledad.

 

Le dije adiós al viento y a las guitarras

y me até a su destino de caminar

al perfume madera de su pollera

y a sus ojos pintados de cielo y mar.

 

Ella sabía que por delante

había un camino que recorrer

un cielo nuevo como soñamos

darle a los hijos para crecer.

 

Le dije amor y alzé los brazos

bebimos vino y alguien lloró

busqué una excusa para embriagarme

de esa mujer, de esa mujer.

 

La busqué en los silencios que no se olvidan

y en cada grito en celo de libertad

la hizo mía el tumulto, la madreselva

el río que no vuelve, el arenal.

 

Llegué a sus manos justo cuando la tarde

se enredaba en las ramas de un naranjal

partido el sol al medio, solo un hornero

envidioso testigo nos vió rodar.

 

****

Y desde entonces dicen que juntos

van por la vida con todo el sol.

 

*******

Letra: Argentino Valenzuela - Música: Osvaldo Valenzuela.

 
© 2004 - www.ENSALTA.com - 2019 ®